martes, 2 de enero de 2018

5 FOCOS PRIORITARIOS PARA EL ACTIVISMO (III): COMBATIR LA TRIVIALIZACIÓN


Aunque la cuestión moral de los demás animales parece estar generando un debate cada vez más extendido, siento que habitualmente este debate tiende a trivializarse mucho cuando se extrae de los márgenes del "animalismo". No parece que consiga hacerse un hueco entre el resto de asuntos comunes de justicia social, y las discusiones en torno a los derechos de los animales parecen más bien ocupar un espacio análogo al reservado para cuestiones como el fútbol, el cine o la música. Es un tema recurrente, entretenido, muy útil como base para una conversación distendida..., pero poco más.

Puede que la mayor parte de culpa de esto sea ajena al "animalismo", pero me temo que, a pesar de todo, el movimiento no deja de tener un alto grado de responsabilidad. Desde las ridículas campañas orquestadas asiduamente por ciertas agrupaciones hasta el tono espiritualista empleado por muchos, pasando por enfoques que aparcan los discursos éticos, o las actitudes paternalistas lucidas por no pocos, la cuestión moral de los demás animales se ha visto arrastrada hacia una corriente de exigua seriedad y escaso rigor. Se percibe como un tema interesante, sí, pero de una importancia muy limitada. Así lo transmiten incluso personas de carácter sensible, altruista y voluntarioso, asiduas participantes de otras causas sociales. Es imperioso que esto cambie si queremos ver progresos aún más sustanciales.

El muy abundante material de corte satírico que circula por las redes sociales tampoco creo que ayude demasiado. Soy poco amigo de las viñetas, memes y páginas dedicadas a parodiar las habituales excusas especistas. Aunque valoro el humor como un arma de concienciación poderosa, tengo serias dudas en cuanto a que el veganismo se encuentre —al menos hoy en día— en buena disposición de hacer uso de ella. Ante un "fuego cruzado" de este corte, un grupo tan sumamente minoritario tiene todas las de perder. Además, hablamos de temas muy serios. Detrás de cada excusa especista hay una enorme cantidad de víctimas sufriendo de manera atroz. Es un tema poco abierto a la frivolidad, y no creo que podamos esperar por parte de la sociedad una recepción seria si previamente no correspondemos con una presentación debidamente formal. Me cuesta imaginar este tipo de material empleado en relación a problemas humanos de magnitud similar, francamente.

Pero en esta tendencia a la banalización merece una mención muy especial la distorsión que ha sufrido y sigue sufriendo el veganismo, eje fundamental para cualquier consideración de respeto hacia el resto de animales. La expansión que éste ha venido experimentando a nivel global ha ido transcurriendo de forma paralela a su deformación. Hoy se conoce y menciona mucho el veganismo, pero rara vez es referido de forma correcta. El veganismo ocupa un espacio cada vez mayor y más asiduo en los medios de comunicación, por ejemplo, pero la mayoría de las veces suele ser presentado como una simple "dieta", no pasando de ser un "estilo de vida" en los casos más generosos.

Tal y como yo lo veo, uno de los factores que ha contribuido a esta situación la hemos generado los mismos veganos con nuestro uso abusivo del adjetivo vegano. "Restaurante vegano", "comida vegana", "dieta vegana", "ropa vegana", "perfume vegano", "desodorante vegano", "tatuaje vegano", "perro vegano"... Utilizar el término "vegano" como una especie de pegatina acreditativa sólo puede servir para que se vulgarice y pierda la profundidad de su verdadero significado. No creo que podamos extrañarnos de que se contemple al veganismo como una "moda" o un "estilo de vida" cuando caemos en el error de emplear un lenguaje más propio de las tendencias culturales. Existe la "ropa vegana" a la par que la ropa hipster o la ropa heavy. ¿Podemos esperar otra lectura de una sociedad en general poco dada a la profundización? No existe en cambio la "ropa feminista", a pesar de que bien cabría la posibilidad de tildar así a los productos de las empresas de confección que mantuviesen una política paritaria, por poner un ejemplo rápido.

Un restaurante (o una dieta, o una prenda de ropa, etc.) no puede ser vegano de la misma manera que no puede ser humanista. Se me dirá que es pura economía de lenguaje, pero no creo que esa economía sea adecuada cuando favorece la distorsión y la trivialización de conceptos. Los criterios además se muestran muy difusos. ¿Podemos llamar "vegano" a un restaurante que sólo emplee ingredientes vegetales pero cuyos propietarios o empleados no lo sean realmente? ¿Podemos llamar "vegano" a un restaurante que rehúse usar ingredientes de origen animal por motivos diferentes a los del veganismo? ¿Puede llamarse "vegano" a un restaurante que simplemente esté adornado con motivos veganos de alguna clase? Y qué decir de las "recetas veganas" ¿Siguen siendo "veganas" cuando las elabora alguien que no está movido por los principios del veganismo? Aunque algunos creamos tener claras las respuestas, estoy convencido de que este estilo de preguntas generarían debate entre los propios veganos. Y así las cosas, ¿qué interpretación podemos esperar de quienes no lo son? Empleando el término "vegano" con semejante ligereza y superficialidad no es de extrañar que nos encontremos después con tan altos niveles de confusión.

Debemos tratar de recuperar y proteger el significado del veganismo, y quisiera a tal efecto ofrecer, desde mi más absoluta modestia, dos sencillas sugerencias:

La primera; limitar muchísimo más el uso del adjetivo "vegano", una limitación que yo restringiría al movimiento, al principio que lo motiva y a las personas que son partidarias de él. Seguro que podremos encontrar expresiones alternativas para todo lo demás, y estoy convencido de que el esfuerzo merecerá la pena.

Y la segunda; adoptar la costumbre de hablar públicamente de "causa vegana" antes que de "veganismo", ya que la primera forma de expresión hará siempre mucho más complicado que nuestros interlocutores eludan el cariz ético del que está envuelto todo el asunto.

Esto último podría ser cierto también en cuanto a hablar de "activistas veganos" en lugar de simplemente "veganos", aunque para esto habría que discutir primero si aceptamos como activistas a quienes limiten su actividad a hacer pública esa condición suya. Yo por mi parte estoy por esa labor, ya que es perfectamente posible mantener la adopción y práctica de la causa vegana en un estado de absoluta discreción y privacidad, de manera que hacerlo público podría interpretarse cuando menos como una declaración de intenciones.

Todas las causas sociales de la historia parecen haber pasado por esta etapa en la que se encuentra la cuestión de los Derechos Animales. Imagino, sin embargo, que ninguna de ellas consiguió superarla desde el anquilosamiento. Este es el primer movimiento de la historia ignorado por los protagonistas principales, el primero en el que las propias víctimas no están en situación de transmitir sus reivindicaciones. No hay duda de que factores como éste son también muy influyentes en lo que aquí se ha venido a analizar (por no hablar de los comunes y constantes ataques deliberados a los que se enfrenta), pero poco o nada podemos hacer respecto a los elementos que sean externos y ajenos a nuestra voluntad. Es nuestro trabajo el que merece una mirada crítica. Debemos buscar, analizar y corregir constantemente los errores que hayamos podido cometer, tratando cada día de encontrar la manera de mejorar y ser más efectivos. Esa es la receta del progreso.

5 comentarios:

  1. Hola, Igor,

    Gracias por este tercero articulo sobre como hacer el activismo vegano mas eficiente.

    De manera general, estoy de acuerdo contigo en cuasi todo.

    Por empezar, estoy bien de acuerdo con lo que dices que el humor es delicado cuando trata de una injusticia que hace cada día billones de victimas. Esta claro que es un tema poco abierto a la frivolidad como bien dices, y que hay poca posibilidad que "podamos esperar por parte de la sociedad una recepción seria si previamente no correspondemos con una presentación debidamente formal". Me parece muy bien.

    Yo hará solamente quizás una pequeña excepciona, ahora que yo lo pienso, para algunos dibujos de "Vegan Side Kick" que alguna vez, cuando el no se equivoca en las definiciones de los conceptos, muestra con una pertinencia fabulosa las fallas lógicas de las excusas para justificar la explotación animal. Y eso podría despertar a algunos no veganos seguramente sin perder el lado ético que se esta tratando detrás.

    Sobre el hecho que la definición del veganismo ha sido distorsionada, estoy también muy de acuerdo. Es el propio movimiento animalista que esta responsable enteramente de este problema. Como si Leslie Cross nunca había existido... Es terrible. En mi libro, insisto especialmente en la triste responsabilidad que tiene el movimiento "a favor de la liberación de los animales" en la continuación de la dominación especista. ¿Como hemos podido llegar a que los defensores de unas victimas se hacen partidarios de su opresión? Tal es unas de la preguntas que intento responder en mi libro.

    Yo estoy de acuerdo contigo que deberíamos proteger el significado verdadero del veganismo. Es primordial. Uno de los ejemplos mas común de la difusión de un significado erróneo del veganismo es de llamar a cualquier persona que practica el veganismo un vegano. Uno de los otros, es de llamar a las asociaciones bienestaristas, que representan 99,9% de las asociaciones "a favor de los animales", asociaciones veganas. En este tema, yo seria de acuerdo con tu sugestión de disminuir el empleo de la palabra vegana, siempre que su utilización no esta relacionado con su principio ético. En este sentido, creo que podríamos guardar la expresión "alimentacion vegana", por ejemplo, siempre que esta quiere significar una alimentación basada en el principio del veganismo.

    Por la segunda sugerencia de hablar de "causa vegana" en vez de "veganismo", no estoy cierto si eso sea realmente benéfico o realmente necesario. Entiendo que hablar de "causa" podría efectivamente hacer mas pensar a una causa ética. En eso tienes razón. Pero es verdad también que la palabra causa puede también ser utilizada para otros ámbitos tal como la ecología o la promoción de una alimentación vegetal para melojar la salud de los humanos.

    De manera general, yo seria mas a favor de quedarse con la palabra veganismo tal cual y insistir sobre su verdadera definición cuando es necesario, es decir, cuasi siempre desgraciadamente. La mas grande error seria para mi, la postura que defiende de no emplear del todo las palabras veganismo o vegano y utilizar una otra totalmente diferente, pretextando que en las actual circunstancias, la gente no lo entiende bien.

    Poner en pregunta nuestras ideas las mas arrigidas, es el trabajo de las personas veganas para liberarse del especismo, pero es también el trabajo de nosotros, los veganos. En eso reside el progreso, tienes razón de recordarlo.

    Un saludo,
    Jérémie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas, Jérémie, y gracias por expresar una vez más tu opinión.

      A mí me parece que ciertos dibujos pueden ser útiles para ilustrar algunas situaciones, pero en Vegan Sidekick, por ejemplo, observo que los perfiles son muy caricaturescos. Por supuesto, hablo desde una base totalmente subjetiva. No dispongo de datos que confirmen la eficacia o ineficacia de estos trabajos. Me fundamento únicamente en mis propias sensaciones, y en el hecho de ser consciente de que en mí mismo, por ejemplo, en mi etapa especista, no hubieran tenido un efecto positivo. Presentado de esta manera me hubiera costado tomarme el tema con seriedad, y es probable incluso que me hubiera sentido ofendido en algunos casos.

      Insisto en que yo no me opongo a los dibujos, viñetas y demás, sino a determinado tipo de dibujos, viñetas, etc. Creo que están más destinados a satisfacer el sentir “animalista” que a generar una verdadera concienciación. Me cuesta mucho trabajo imaginar a nadie tomando conciencia a través de este tipo de material. Pero bueno, tal ve esté equivocado.

      Recuerdo que hace años vi un vídeo de una niña vegana que explicaba por qué estaba mal la explotación animal ayudándose de unas cartulinas con dibujos que ella misma había hecho. Aquello por ejemplo sí me pareció muy interesante. Por desgracia, no he sido capaz de volver a encontrar aquel vídeo.

      En cuanto a lo de “causa vegana”, es cierto que el hecho de expresarnos de esa manera no evitará que se confunda con temas ambientalistas, pero dado que hablar de “veganismo” tampoco lo hace, y dado que al menos sí evita otras distorsiones comunes, sigo creyéndolo beneficioso. Con lo de que pueda seguir confundiéndose con temas alimenticios o de salud ya no estoy de acuerdo. Nunca he oído a nadie emplear el concepto de “causa” en relación a algún hábito alimenticio o de vida.

      Hay que tener en cuenta que este artículo trata sobre la necesidad de evitar la trivialización, y creo que la expresión “causa vegana” puede ser útil a ese objeto. De todos modos, ten presente que yo he sugerido expresarnos de esa manera en determinadas situaciones públicas. Con ello me refiero a entrevistas, publicaciones en medios más o menos generalistas, etc. Es en ese tipo de situaciones donde lo veo más útil, aunque veo con buenos ojos un mayor uso general de esa terminología.

      Un saludo.

      Eliminar

    2. Hola, Igor,

      Si, entiendo lo que dices.
      Es verdad que los dibujos de Vegan Side Kick son muy caricaturescos. Ponen en valor personas no veganas que parecen cerradas, egoístas, incoherentes o estúpidas y veganos que parecen calmo, paciente y pedagogo. Es un cliché. Por gracia para los no veganos, la realidad no esta siempre asi... y por desgracia para los veganos, la realidad esta poca veces así. Pero hay también algo terriblemente verdadero en estos dibujos. Algo brutal y violento. Algo que ilustra la dolorosa realidad que viven los animales de manera simple y clara. Por eso, algunos dibujos me parecen excepcional.

      Entiendo que este tipo de dibujos son sin embargo delicados. Puede hacer que algunos no veganos se sienten ofendido. Y es normal. No son muy glorioso para ellos. Pero entiendo que si se puede ver mas allá de este emoción, se puede descubrir un mensaje mas profundo y terriblemente lógico: explotar a los animales está mal y no hay argumento verdaderamente valido para defender este practica.

      Yo pienso que eso es la voluntad exacta del autor. Es así que yo lo siento a lo menos. Pero es verdad que lo importante no es a nosotros los veganos como nos parecen este dibujos sino si realmente funcionan para los no veganos.

      No estoy defendiendo Vegan Side Kick en todo. El se equivoca mucho en los conceptos y habla mucho de sufrimiento, de carne o de reducir el impacto negativo. Es una pena. Había intentado hablar con el pero el no respondía. No estoy tampoco a favor de denigrar a las personas no veganas en si misma. No creo tampoco que sea realmente la voluntad del autor. Pero es verdad que abajo de sus dibujos hay mucho comentarios de no veganos que se sienten atacado.

      Algunos pocos dibujos de el ponen a veces en ilustración personas no veganas que no caen en la defensiva, la agresividad. Personaje que escuchan, se cuestionan y que terminan por realmente entender que algo se esta pasando mal. Estos son geniales.

      Entiendo que para ti, este producción no haría tenido un buen efecto cuando no era vegano. La verdad que yo no sé que haría provocado en mi mente o mi corazón... Es difícil a veces de volver a imaginar como veíamos y sentíamos las cosas antes que nos hizemos veganos. Me parece un pasado tan extranjero y lejos de lo que soy ahora ...

      Si, claro, entiendo que no te opongas a los dibujos en general sino a algunos dibujos. Completamente de acuerdo. También de acuerdo para decir que algunos dibujos están destinado a satisfacer las pequeñas frustración cotidiana de los “animalistas”. Un pena...

      Genial por lo de la niña vegana que explicaba como ha cambiado gracia a dibujos.

      Para la expresión “Causa Vegana”, entiendo que tu te referías especialmente a algunas situaciones determinadas, aunque no veas objeciones para utilizarla en situación mas común.

      Te concedo que no creo haber entendido tampoco expresión como “causa ecológica” o “causa de salud”. Quizás tienes razón que podría ser benéfica de hablar de causa vegana en vez de veganismo. Yo no sé.

      La verdad es que a mi, me suena un poco mal la expresión causa vegana. Porque en Francia, no sé si en España es también el caso, pero se usa mucho la expresión “causa animal”...para hablar de un tipo de idea que va desde el bienestarismo hacia el vegetarianismo, pasando hacia el reduccionarismo, el neo especismo, el neo binestarismo y el veganismo... En resumido, una expresión horrible.

      Como la palabra “veggie” de hecho. No se si la conoces. Es para poner en el mismo saco vegetarianos y veganos, como si los dos se darían la mano para caminar hacia el mismo objetivo...Una vergüenza.

      Por anécdota, Mac Donald ha ya salido el “Mac Veggie” en Francia, donde, no es sorprendente, no hay carne pero hay queso hecho con leche de vaca. La industria se ha apropiado la palabra Veggie al entender que la palabra vegana podría no gustar a mucha gente y que esta palabra podría unir a muchas personas y abrir un mercado muy lucrativo.

      Bueno, en cualquier caso, ¡tu proposición es a meditar!

      Un saludo,
      Jérémie

      Eliminar
    3. Hola, Jérémie.

      Sí, es cierto que superando la parte superficial de esos dibujos se puede descubrir el mensaje profundo que encierran, pero también es cierto que ese mensaje se puede transmitir por otros medios que seguramente no harán necesario superar dicho obstáculo inicial. Por eso me cuesta conceder algún grado de utilidad a estas cosas, porque emplean un medio que me parece poco efectivo para no aportar en realidad nada nuevo al final.

      Por cierto, no hace falta irse hasta el ejemplo de Vegan Side Kick. Yo mismo dibujaba viñetas en el pasado para la revista de DefensAnimal protagonizados por un personaje que bauticé como “Veganico”. Dejé de hacerlos precisamente por los motivos que he expuesto, aun creyendo que mis dibujos lucían representaciones tan paródicas:

      https://elhogar-animalsanctuary.org/vineta-de-reflexion-veganico/

      No, aquí en España la expresión “causa animal” no es frecuente. Lo que comentas sería propio del término “animalismo”. De todos modos, pienso que “causa animal” no tendría por qué confundirse con “causa vegana”. La locución “causa vegana” podría ser reemplazada por la de “movimiento vegano”, que es bastante común entre los textos de Leslie Cross o Donald Watson, por cierto. No obstante, el concepto de movimiento lo encuentro mucho más limitado. Causa puede actuar como sinónimo de movimiento, pero también de principio, de fundamento, de doctrina, de pensamiento, etc.

      Sí, el término “veggie”, al igual que la expresión “veg”, es bastante sangrante. Pero bueno, son neologismos que en principio no creo que debieran afectar a la causa. Prefiero que se ideen nuevos términos para dichas banalidades a que se tome y distorsione la noción de veganismo.

      Un saludo.

      Eliminar
    4. Hola, Igor.

      Si, entiendo lo que dices.
      He mirado tu dibujo y la verdad que dibujas muy bien.
      Había visto que también tocaba la guitarra con una cierta sensibilidad, y ahora yo veo este sensibilidad en el dibujo. Me gusta este lado sensible en tu personalidad. Eso se ve en tu manera de escribir, mas “literaria”, pero también muy eficiente a su manera, que lo que se puede a vaeces ver en otros sitios.

      Si, “Causa animal” no es lo mismo que “causa vegana”, pero me temo que para la mayoría de la gente, eso suena un poco lo mismo...No lo sé.

      Entiendo que piensas que la palabra “movimiento” te parece mas limitada.

      Vale por tu punto sobre la palabra “Veggie” o “Veg”. Yo creo que si afectan al veganismo porque permiten una confusión entre vegetarianismo y veganismo. Espero que la gente podrá hacer la diferencia.

      Un saludo.

      Eliminar

Toda participación será bienvenida siempre que cumpla con las normas del blog. No obstante, con efecto de conseguir una comunicación civilizada y evitar de entrada situaciones indeseables, todos los comentarios deberán pasar por un filtro de moderación previo a su publicación. Gracias por su paciencia y comprensión.