sábado, 22 de abril de 2017

APELACIÓN AL SENTIMIENTO ANIMALISTA (FALACIAS ANIMALISTAS IV)

 
El bienestarismo se sostiene siempre sobre propuestas que prometen reducir de forma inmediata el número o el sufrimiento de las víctimas. «Todos queremos la abolición —se dice a menudo—, pero como no va a llegar de la noche a la mañana, debemos apoyar hasta entonces medidas que minimicen el sufrimiento de los animales». En cuanto el abolicionismo alza su voz en contra de esas medidas, poco tarden en hacer aparición las acusaciones de costumbre: «¡No os importa el dolor de los demás animales!», una sentencia a menudo rubricada con un «¡Sólo os preocupa la pureza ideológica!».