domingo, 17 de mayo de 2020

VEGANISMO BAJO ESCRUTINIO


El veganismo es parte de una ética sustantiva que identifica y problematiza la forma en que los humanos hemos usado a los demás animales a lo largo de la historia. Una historia de explotación y también de indiferencia. Esa ética animal o Zooética asume la abolición y el veganismo, e incluso va más allá. Ahora bien, del veganismo se pueden decir muchas cosas, la mayoría de las veces desde la ignorancia, la negligencia y la mala fe. Así:

¿El veganismo es una dieta?

No. Empero incide en los hábitos de consumo alimenticio, así como en la relación de uso de artículos producto de la explotación animal.

¿El veganismo es una moda?

No. Sin embargo, algunas personas lo asumen como una forma de contra-cultura (lo cual sí lo es), y se quedan en la dimensión estetizante de lo iconoclasta, carente de una ética sustantiva.

¿El veganismo es una forma de ecologismo?

No. Aunque hay quienes suponen que cuidar de los ecosistemas repercute directamente en una valoración y respeto hacia los animales no humanos. Empero, la experiencia ecologista muchas veces adversa la vida de poblaciones animales.

¿El veganismo es una utopía?

No. Mas algunas personas creen que lo es, olvidando que la abolición de la esclavitud también fue considerada utópica, y adolecen de perspectiva histórica.

¿El veganismo es una creencia y praxis inopinadas?

No. Quienes piensan así desconocen el revuelo teórico radical que supone la visualización y el custionamiento del especismo, como discriminación negativa antropocentrista, por lo tanto, hay una labor teórica robusta que sustenta la inevitabilidad de abolir el uso de animales.

¿El veganismo es snob?

No. Lo que existen son detractores que crean cortinas de humo alrededor de él, y promueven falacias, en especial hombres de paja que desfiguran y tergiversan las razones y motivaciones que lo sustentan, también falacias de causa falsa y premisas intrusas. Tales detractores realizan campañas como "Siendo vegano una semana", o "Qué comen los veganos" o "Qué tan caro es ser vegano" y tonterías por el estilo. Como si no existiera la feria del agricultor y los veganos requirieran que todo les sepa o sustituya la carne.

¿El veganismo es una bioética?

No. Va más allá: implica incluso un cuestionamiento sistemático y radical hacia las morales y éticas. Cuando se asume que la bioética animal es compatible con el veganismo, se comete un error: mucho de lo que se produce en bioética animal pierde de vista la abolición y se aboca y adhiere a disposiciones bienestaristas, en las cuales prima el interés legal y económico de laboratorios, industrias y facultades.

¿El veganismo es de izquierda o es de derecha?

El veganismo puede dar forma a una politización de la cuestión animal (la explotación de animales no humanos), puede acompañar una política de carácter emancipatorio, toda vez que no tiene sentido vindicar la libertad humana y relegar la libertad animal. Y viceversa, vindicar la libertad animal y olvidar la libertad humana.

¿El veganismo es una filosofía?

Sí, si por ello se apunta al carácter perfomativo que el saber produce (transforma) en quien posee un conocimiento racional y verdadero.

¿El veganismo es peligroso?

Sí, lo es absolutamente para quienes se sirven y viven de la explotación animal.

¿El veganismo es antinatural?

No. Quienes así lo asumen creen en una supuesta naturaleza humana, así, segmentan deliberadamente el desarrollo evolutivo de nuestra especie, haciendo pasar lo cultural por natural y abrazando interpretaciones falaces sobre las capacidades y estructuras del Homo Sapiens. En pocas palabras, perspectivas darwinistas, postdarwinistas y neodarwinistas tienen en común su cuestionamiento y uso muy discreto de la idea de una "naturaleza humana".

¿El veganismo es nutricionalmente incorrecto?

No. Lo que resulta incorrecto es no cuidar la salud, no acudir a médicos para saber cómo andamos ni al nutricionista para que tutele y sugiera cuáles son los alimentos idóneos, de acuerdo con el lugar en que se habite.

¿El veganismo se basa en el bienestar animal?

No si el bienestar se asume como "política bienestarista", o sea, estándares de salubridad que afectan "positivamente" la crianza, reclusión y matanza de animales. Claro que al veganismo le interesa el bienestar de los animales, pero bienestar se entiende como el derecho a que ellos vivan sus vidas en conformidad con su desarrollo evolutivo y las precarias condiciones en que los humanos tenemos al planeta.

¿El veganismo es para clases medias y altas?

No, el veganismo es la opción contundente para quien abre los ojos ante la explotación animal, andando a pie, en bus, en carro, en limosina.

¿El veganismo atenta contra los pobres?

No, sin embargo, esta imagen es usada para distraer acerca de la explotación animal, usando la típica batería de falacias: causa falsa, apelación a la misericordia, ad populum, hombre de paja, por citar la base típica. Es común apelar a una incompatibilidad del veganismo con los sectores más empobrecidos, cuando la situación de precariedad es producto de condiciones de explotación de otra índole.

¿El veganismo es algo fácil?

Si se tiene la voluntad de serlo, sí. Ello implica ser auto-crítico con aquellos sesgos que tenemos y podemos percibir, poseer un principio de caridad frente a las críticas que recibimos, abrirse camino en las sociedades con creencias y valores plurales de la actualidad, sabiendo que ello apunta con facilidad a relativismos culturales e ingenuidades.

El veganismo es la manifestación fundamental de la abolición de la esclavitud de los animales no humanos. Ello requiere pensar: razonar, criticar, argumentar, investigar, incorporar, cambiar, revolucionar. Todo con honestidad y virtud epistémica, pues tal empresa no es fácil, implica, por honestidad intelectual, llegar a donde los argumentos nos lleven, aceptar los retos y contra argumentos que vengan, tontos y no tan tontos. Y claro, darse cuenta que cada pequeña acción y decisión es crucial para la vida de los otros animales que nos padecen desde su silencio. 

Mauricio Ulloa Fernández, 22 de noviembre de 2019.

2 comentarios:

Toda opinión será bienvenida con independencia de su línea de pensamiento y siempre que cumpla con las normas básicas establecidas en el blog. No obstante, todos los comentarios serán sometido a un filtro de moderación previo a su publicación con efecto de contener posibles tentaciones incívicas. Gracias por su paciencia y comprensión.