El blog y sus normas

  • Las opiniones vertidas en este página son responsabilidad exclusiva de su autor, con excepción de aquellos textos que tengan una firma diferente.

  • Todo aquel que lo desee es libre de participar a través del espacio reservado para comentarios, no obstante lo cual se incluye un filtro de moderación en aras de asegurar una comunicación acorde con unas normas de civismo básicas, a saber:

  • No se permiten insultos, amenazas, descalificaciones, ni ninguna otra forma de violencia verbal. 

  • Se acepta la posibilidad de incurrir inconscientemente en comentarios discriminatorios, pero se rechazarán aquellos que lo hagan de un modo reiterado o con una manifiesta intencionalidad.

  • Se ruega que los comentarios procuren ser claros, razonados y gramaticalmente correctos. El incumplimiento de este punto no será motivo de descarte, pero sí puede llegar a serlo su reiteración.

  • Sólo serán aceptados aquellos comentarios que guarden algún tipo de relación con la temática del blog: la cuestión moral de los animales nohumanos. Se ruega también que las opiniones más concretas sean expuestas en las entradas pertinentes.

  • No se aceptarán los comentarios que reflejen un claro objetivo promocional.

  • El nombre del blog es un guiño a la obra Lluvia sin truenos del autor Gary Francione, título adoptado a su vez de una cita de Frederick Douglass, antiguo esclavo norteamericano y célebre abolicionista. Francione simboliza con ello la errónea fe en la posibilidad de proteger los intereses de los animales sin una previa supresión de su estatus de propiedad. La inversión viene por la aspiración a ese objetivo.

  • El autor del blog está abierto a cualquier sugerencia o crítica que se le quiera hacer llegar. Se puede contactar con él a través de su correo electrónico (igor.sanz@hotmail.com) o por medio de su página de Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toda opinión será bienvenida siempre que se ajuste a las normas básicas del blog. No obstante, todos los comentarios serán sometido a un filtro de moderación previo a su publicación con efecto de contener las actitudes poco cívicas. Gracias por su paciencia y comprensión.